¿Son seguros los puentes por los que cruzamos?


Una profesora de Ingeniería Civil de la Universidad San Francisco de Quito desarrolla técnicas para evaluar el estado de los puentes.

Una profesora de Ingeniería Civil de la Universidad San Francisco de Quito desarrolla técnicas para evaluar el estado de los puentes.

Los puentes han servido de inspiración para obras de arte e historias de amor. Pero tras estas visiones románticas, hay fuertes estructuras que tienen que soportar una dura carga sobre sí. ¿Cuánto tiempo puede durar un puente? Esa es una pregunta que Eva Lantsoght profesora de la carrera de Ingeniería Civil de la Universidad San Francisco de Quito, ha respondido en su natal Holanda.

“La mayoría de los puentes en Holanda fueron construidos en los años 50 o 60 luego de la Segunda Guerra Mundial y fueron diseñados para 80 años. Eso haría pensar que para este punto deberían cerrarse y reemplazarse. Pero eso no significa que por el momento vayan a colapsar, sino que debemos saber cuál es su capacidad y hasta cuándo podemos mantenerlos abiertos al público y en base a eso decidir si en 10, 20, o 30 años vamos a necesitar reemplazar esos puentes”, afirma Eva.

Muchas veces los planos originales de estos puentes se han perdido y no existe información técnica sobre su capacidad. Por eso Eva practica lo que se llama ‘pruebas de carga’ colocando sobre el puente camiones de basura llenos de arena o bloques de concreto. Una vez hecho esto, una serie de instrumentos evalúan el comportamiento de las estructuras.

“Entonces lo que hacemos, –explica– es colocar mucha instrumentación de medición en la base del puente, de tal manera que podamos ver cómo es la desviación de la estructura y si es que hay agrietamientos, cuál es el estado de éstos. Si vemos que la desviación no es proporcional con la carga, sabemos que algo está mal y debemos detenernos”.

Una serie de rayos láser, sensores de presión e instrumentos acústicos evalúan si las desviaciones son desproporcionadas, el estado de los agrietamientos o si existen tensiones dentro del concreto, para así saber la capacidad de carga del puente y por ende la vida útil que le resta.

Este estudio está reflejado en un artículo científico que será expuesto en octubre en el Quinto Simposio Internacional sobre el ciclo de vida en Ingeniería Civil que se llevará a cabo en Holanda. Sin duda un estudio muy útil.

“Este es un tema de seguridad, de poder decir de la mejor manera cuál es la capacidad del puente y vincularlo a la posibilidad de que pueda colapsar en algún momento, y eso además refleja el estándar de seguridad que un país tiene, y permite al dueño del puente -que por lo general es el Ministerio de Transporte- poder asegurarse de que los puentes que tiene operando son seguros para el tráfico del público” concluye Eva.

Un trabajo científico que brinda seguridad a miles de usuarios y que sienta las bases para poder replicarlo en otras partes del mundo.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/425#sigFreeId8eb396fc64