Mujeres en la ciencia


WISE es un espacio creado para mostrar el trabajo de las científicas en Ecuador y así promover que más mujeres incursionen en las distintas ramas de la ciencia.

WISE es un espacio creado para mostrar el trabajo de las científicas en Ecuador y así promover que más mujeres incursionen en las distintas ramas de la ciencia.

María de Lourdes Torres es bióloga molecular y trabaja en genética de plantas para preservar especies vegetales propias del Ecuador.

Lucía Ramírez es ingeniera de alimentos. Ha descubierto propiedades nutricionales de varios alimentos para aprovecharlos en la industria.

Ximena Córdova, como ingeniera industrial, ha levantado información de las medidas corporales de los ecuatorianos para diseñar objetos adaptados a nuestra población.

María del Carmen Cazorla es meteoróloga. Ella está midiendo la contaminación atmosférica.

Stella de la Torre como zoóloga estudia las amenazas a las que se enfrentan varias especies de primates.

Valeria Ochoa desde la ingeniería ambiental, investiga la calidad de agua que consumimos los ecuatorianos.

Andrea Encalada como ecóloga estudia los ríos ecuatorianos y la diversidad de especies que allí se encuentra.

Eva Lantsoght es ingeniera civil y está probando la resistencia de las estructuras de concreto en puentes.

Éstos son apenas algunos ejemplos de científicas ecuatorianas que -desde sus campos de investigación- luchan por un mundo mejor. Para visibilizar este trabajo, en la Universidad San Francisco de Quito nació, la iniciativa WISE que por sus siglas en inglés significa mujeres en la ciencia y las ingenierías.

Son encuentros donde mujeres con trayectoria en distintos campos, comparten sus experiencias. Una idea que surgió originalmente en países desarrollados y fue replicada aquí por María del Carmen Cazorla, quien creyó en la necesidad de crear un espacio como este.

“¿Por qué es necesario esto? Porque existen condicionamientos mentales que -de una u otra manera- influyen en nuestra sociedad para que las mujeres seamos minorías en las carreras de ciencia y en las carreras de ingenierías, aunque esta situación se ve en todas las profesiones. Unas más que otras, pero en general las profesiones tienen un componente masculino muy fuerte y hay una necesidad muy grande de la contribución de la mujer” explica María del Carmen.

Por el momento se dan dos foros por semestre. Valeria Ochoa, otra de las líderes de la iniciativa, nos explica qué se persigue.

“Buscamos educar con el ejemplo –afirma Valeria- buscamos presentar a mujeres exitosas, mujeres científicas que hayan desarrollado su carrera y que lo hayan hecho en función de la excelencia académica, y lo que queremos es que los estudiantes, la gente joven, las vean como unas profesionales a seguir, como gente exitosa, y lanzar el mensaje de que realmente si te apasiona la ciencia puedes hacer y puedes hacer muy buena ciencia en este país”.

La sociedad que progresa es la que desarrolla ciencia y la sociedad justa es la que permite que hombres y mujeres forjen ese desarrollo.

“Yo tengo un sueño con esto. A largo plazo yo quiero que esta iniciativa se replique en todas las universidades del país, en todas las corporaciones, en las instituciones del gobierno, en las escuelas, a todo nivel que haya iniciativas de mujeres profesionales, de mujeres en la ciencia, de mujeres en un campo específico ¿Para qué? Para que se haga visible esa contribución tan grande que son estas iniciativas que a largo plazo contribuyen a cambiar cualitativamente la mentalidad de la sociedad” concluye María del Carmen Cazorla.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/417#sigFreeIdbb8f61d7c7