La primera farmacia robótica del país


Una máquina desarrollada en la Universidad San Francisco de Quito ofrece solucionar varios problemas de la industria médica.

Una máquina desarrollada en la Universidad San Francisco de Quito ofrece solucionar varios problemas de la industria médica.

“En la industria médica tenemos serios problemas con el manejo del inventario de los medicamentos, éstos se pierden, a veces no hay los suficientes o una enfermera en la mitad de la noche requiere de una medicina y debe llamar a bodega central a que le pasen”, asegura Jaime Ocampo, profesor del Colegio de Administración y gerente de los Sistemas Médicos USFQ.

Él pensó que una máquina podría ser la solución para estos problemas. “Surgió la idea –comenta- de crear una farmacia robot, pero quienes tenían que hacerla eran nuestros estudiantes ¿por qué? Porque queremos presentar soluciones académicas, desde la universidad, a la industria médica farmacéutica”.

La máquina llamada Farmabot es la primera de su estilo en el país. Los Sistemas Médicos USFQ financiaron este proyecto que fue desarrollado por estudiantes de la Universidad San Francisco de Quito de varias disciplinas: Esteban Egüez, estudiante de ingeniería mecánica, David Villacís de ingeniería de sistemas: y dos estudiantes de ingeniería electrónica: Daniel Navarrete y Diego Larrea, quien además tuvo a cargo la coordinación del proyecto.

“Farmabot” es una estructura metálica con medicamentos que opera de forma parecida a una máquina de café. Un motor se desplaza dentro de ella para buscar la medicina que el consumidor ha escogido en su pantalla táctil. Una vez ubicada, un brazo robotizado la toma y la lleva a la ranura de entrega. Los productos están ubicados en unos armazones inclinados. Cada vez que se toma uno, el siguiente se ubica inmediatamente en posición de ser tomado. Así se evita el tener un motor por cada posición. Pero esta no es la única ventaja, Farmabot es un prototipo que permite ser mejorado con el tiempo.

“Esta máquina fue pensada para que ocupe la menor cantidad de recursos y que sea sencilla de utilizar, también pensamos es que sea modular, es decir que no solamente podamos tener este prototipo como tal, sino que permita ir ajustando nuevas opciones. Por ejemplo, si uno quiere añadir un método de pagos con tarjeta de crédito, la máquina permite añadir esa posibilidad”, asegura Diego Larrea quien fue parte del proyecto.

Farmabot funciona 24 horas, 7 días a la semana y puede colocarse en cualquier lugar. Por el momento está programada para expender medicamentos de venta libre, pero en el futuro podría conectarse con la base de datos de un hospital para brindar aquellas medicinas que requieran receta médica. Una excelente idea con aplicaciones sociales y hospitalarias, que también podría ser la base de una industria a mayor escala.

“Personalmente le veo mucho potencial al proyecto ya que es un proyecto pionero en el Ecuador y no hay algo así desarrollado en el Ecuador, probablemente no en Latinoamérica y por eso yo sí creo que un con buen respaldo y con una buena guía y con dedicación y esfuerzo podríamos comercializarlo sin ningún problema” comenta Larrea.

Un excelente ejemplo de tecnología al servicio de la salud desarrollada desde la USFQ.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/411#sigFreeIdab18416c83