Trabajando con átomos para descubrir enfermedades


Un ex alumno de la USFQ trabaja junto con un selecto grupo de científicos para desarrollar nuevos métodos de diagnosis utilizando materiales nanotecnológicos que trabajan a escalas diminutas.

Un ex alumno de la USFQ trabaja junto con un selecto grupo de científicos para desarrollar nuevos métodos de diagnosis utilizando materiales nanotecnológicos que trabajan a escalas diminutas.

Pese a los adelantos de la ciencia, todavía hay muchas enfermedades que son difíciles de identificar. Un ecuatoriano, ex alumno de la Universidad San Francisco de Quito, está esforzándose por desarrollar métodos de diagnóstico de vanguardia. Pedro Ducos obtuvo dos títulos en la USFQ; uno en Física y otro en Ingeniería Electrónica. Hoy aplica sus conocimientos en el laboratorio Charlie Johnson de la Universidad de Pennsylvania.

“En el laboratorio trabajamos con materiales de un solo átomo de grueso y juntamos estos materiales con materiales biológicos como proteínas o ADN para formar distintos tipos de sensores para diferentes aplicaciones, algunas industriales, otras militares, pero la mayoría son aplicaciones médicas” cuenta Pedro.

Él trabaja con las propiedades eléctricas de los átomos a escalas muy pequeñas. Utiliza grafeno, un material diseñado en laboratorio que es muy resistente, flexible y un excelente conductor de electricidad. A éste lo somete a la interacción de proteínas y ADN.

“Lo que hacemos –explica Pedro- es pasar una corriente eléctrica a través del grafeno y vemos cómo es esa corriente eléctrica. Ahora, cuando yo tengo una proteína cerca, esa proteína, también tiene electrones porque las proteínas están hechas de átomos y esos átomos están hechos de electrones. Entonces el hecho de que la proteína está cerca hace que la corriente cambie de un valor a otro”.

Cuando ocurren ciertas enfermedades, aparecen determinadas proteínas que en condiciones normales no estarían dentro de nuestro organismo. El trabajo de Pedro Ducos busca poder detectarlas y así desarrollar métodos de diagnóstico certeros.

“Nosotros trabajamos con la ciencia fundamental, no buscamos hacer un proyecto listo para el mercado. Estamos muy lejos de eso, pero eventualmente la idea sería que una gran cantidad de enfermedades que no tienen un sistema de diagnosis exacto o que no tienen diagnosis en absoluto puedan identificarse. Quisiéramos poder tener un chip electrónico en el que yo puedo poner sangre encima y conectarlo a la computadora y la computadora podría leer directamente las corrientes y determinar si esa muestra de sangre tiene o no tiene esos tipos de enfermedad” explica Ducos.

Quienes trabajan con ciencia suelen ser curiosos. Suelen tener la costumbre de preguntarse cómo es y cómo funciona lo que les rodea.

“Los que hacemos física, lo hacemos sobre todo para poder hacer investigación que es lo que nos apasiona. Entender cómo funciona el mundo, cómo funciona la naturaleza, cómo funciona una cámara, la luz, por qué puedo ver un objeto, son cosas de todos los días que despiertan en nosotros la curiosidad” asegura Darío Niebieskikwiat, director de Física de la Universidad San Francisco de Quito.

Ese preguntarse constantemente ha llevado al ser humano a descubrir. Desde las aulas de la USFQ se incentiva esa curiosidad y se alimenta el gusto por investigar, conocer, inventar y forjar el mundo del futuro.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/408#sigFreeId882a942df7