Carlos Freile: Una vida dedicada a estudiar a Eugenio Espejo


Existen hombres complejos. Seres curiosos e infatigables que irrumpen en varias áreas y que dejan un legado para las futuras generaciones. Eugenio Espejo es uno ellos. Un profesor de la USFQ lo ha venido estudiando por casi medio siglo.

Existen hombres complejos. Seres curiosos e infatigables que irrumpen en varias áreas y que dejan un legado para las futuras generaciones. Eugenio Espejo es uno ellos. Un profesor de la USFQ lo ha venido estudiando por casi medio siglo.

Eugenio Espejo: pensador, escritor. Espejo: abogado, médico, científico. Espejo: teólogo y periodista. Ese hombre multidimensional es al que ha venido estudiando -por más de cuarenta años- Carlos Freile, doctor en filosofía y profesor de historia de la USFQ.

“Era un hombre enciclopédico –asegura Freile- un ilustrado, un filósofo, en el sentido de esa época. En nuestro sentido actual, se lo podría describir como un hombre abierto a todas las posibilidades y un hombre dispuesto a colaborar de todas las maneras posibles. Eso es Eugenio Espejo”.

Freile ha publicado cinco libros sobre este personaje. En ellos ha analizado a profundidad su pensamiento y su legado. Asegura que la gran herencia de Espejo está en haber sido un analista profundo, un denunciador y un crítico de la sociedad de su época, pero sobretodo el sembrador de ideas libertarias en la Real Audiencia de Quito y en América.

“Encontré en Sevilla un documento en el que, en 1797, esto significa unos doce años antes de lo que nosotros llamamos el Primer Grito de la Independencia, ya se califica de subversivo a Eugenio Espejo. Eso significa que los mismos españoles antes de la Independencia, ya hablaban de que Espejo estaba preparando un proceso al que nosotros llamaríamos más tarde Independencia” dice Freile.

El historiador ha descubierto algunos mitos sobre Eugenio Espejo. Uno de ellos asegura que era indígena y que su madre era mulata. Pero estudiando rigurosamente fuentes historiográficas, Freile concluye que Eugenio era hijo de un cirujano criollo llamado Luis Espejo y Catalina Aldaz, una mujer blanca. Asegura que esa idea nació en una época y en una sociedad en la cual, para menospreciar las opiniones de alguien, se lo tildaba de “indio”.

¿Para qué tanto tiempo y esfuerzo en estudiar a este hombre? Primero para conocer las ideas generadas en el Ecuador, pero sobretodo porque hoy -doscientos y pico de años más tarde y en plena globalización- aquellas ideas de Espejo de libertad y de reivindicación de nuestra propia cultura, siguen teniendo vigencia.

“Era un hombre universal al servicio de su propia patria. Nosotros podemos ser universales hoy día y debemos ser universales, pero sin olvidar nuestras raíces. Recordar que nosotros tenemos un sello especial. Debemos ser distintos, aportar al universo y al mundo con nuestra forma de ser” concluye Carlos Freile.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/386#sigFreeId83eeadaa7c