Buscando el paraíso al final del arco iris


El estudio de una antropóloga de la USFQ desentraña las razones y las realidades de los jubilados estadounidenses que están migrando a Cotacachi.

El estudio de una antropóloga de la USFQ desentraña las razones y las realidades de los jubilados estadounidenses que están migrando a Cotacachi.

“La pertenencia –más que una casa física o una cédula de identidad- es la aceptación de las otras personas sobre ti”. Esta frase pertenece a María Amelia Viteri PhD, profesora e investigadora de la USFQ.

Como antropóloga ella se ha interesado en temas migratorios. Desde hace un par de años estudia a una población en particular de inmigrantes estadounidenses que está llegando a nuestro país. Cuenca o Vilcabamba son destinos de jubilados norteamericanos que ya han sido objeto de estudio. Sin embargo, María Amelia se concentró en una locación que empieza a despuntar -como ella dice- en el paraíso al final del arco iris. “Me pareció muy interesante mirar cómo funcionan no solamente las migraciones sur-norte, sino también las norte-sur. Fue entonces cuando empecé a trabajar con estadounidenses jubilados en Cotacachi”, comenta.

Aunque no hay datos exactos, se calcula que en Cotacachi -una pequeña ciudad ubicada en la provincia de Imbabura- entre 1.000 y 1.200 viviendas están siendo ocupadas por norteamericanos. ¿Cómo son esos inmigrantes que están llegando?

“Es una comunidad que tiene menos acceso a recursos y en algunos casos no tiene siquiera un seguro social de salud y por lo tanto no puede vivir con su pensión en los Estados Unidos de la manera que quisiera. Cotacachi al ser una ciudad muy barata, muy económica y nosotros al tener un sistema de salud primero gratis y segundo muy accesible -incluso si lo pagas- se convierte en un lugar ideal para este tipo de población”.

Pero esa no es la única razón. Según María Amelia el clima primaveral y un ambiente seguro también les motiva a venir, pero además les atrae la idea de tener acceso a comida más natural y de estar en contacto con comunidades indígenas y con las tradiciones ancestrales.

Esta antropóloga ha dedicado 2 años de su vida a este estudio que es de tipo etnográfico. Eso significa que ella ha compartido la vida de un grupo de residentes para mirar profundamente y desentrañar los imaginarios culturales que les ha motivado a venir. La investigación ha sido publicada en el Journal of Latin American Geography.

“Me atrevería a decir que es el primer artículo académico que se publica sobre migración residencial en Cotacachi en el mundo. Y uno de los aspectos que más interesó a la revista es que la autora sea una antropóloga ecuatoriana escribiendo sobre su propio país porque usualmente son antropólogos extranjeros los que publican sobre estos fenómenos”, afirma.

Dicen que la historia de la humanidad es la historia de la migración. Pero toda migración genera consecuencias en una comunidad y este caso no es la excepción. Los norteamericanos están ayudando a mover la economía en Cotacachi, pero el precio de la tierra se ha incrementado y el abastecimiento de agua y la recolección de basura ya resultan insuficientes. En este sentido el estudio es una herramienta para entender el impacto de esta afluencia y así poder generar y comunicar la política pública.

“Este estudio –explica Viteri– sirve para que todas las poblaciones involucradas tanto la jubilada estadounidense como la población local cotacachense -sean mestizos o indígenas- puedan convivir en esta nueva forma de contexto de su ciudad lo mejor posible. Que sea un espacio que funcione armónicamente para todos”

La sociedad no es estática. Hay cambios y sólo los datos y los estudios podrán permitir entender esos cambios y tomar así tomar las decisiones más acertadas.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/385#sigFreeId849d26ca76