Quito, punto de partida para la conquista del Amazonas


Una novedosa perspectiva histórica es la que aporta una catedrática de la USFQ. Su visión ha sido recogida en un texto académico publicado por una de las mejores universidades del mundo.

Una novedosa perspectiva histórica es la que aporta una catedrática de la USFQ. Su visión ha sido recogida en un texto académico publicado por una de las mejores universidades del mundo.

Hay pasajes de la Historia que son más de lo que parecen. En las primeras décadas de los 1600s en plena Colonia, los jesuitas se lanzan a catequizar los pueblos ribereños del Amazonas. Esta proeza iba más allá de lo meramente religioso. En ese confín del mundo, los límites de los dominios españoles y portugueses estaban sin definir. Los jesuitas llevaron hasta allí no sólo la Biblia sino también la corona española.

“Hay un conflicto con trazar los límites definitivos entre los dos imperios en esa región y ahí son muy importantes los jesuitas, porque en realidad esta es una región bastante abandonada por el poder político y los jesuitas se convierten –cito a un académico español- en agentes de expansión del imperio español”. Es la opinión de Carmen Fernández-Salvador, PhD en Historia del Arte y decana del Colegio de Ciencias Sociales y Humanidades de la USFQ.

Ella es una de las coautoras de Religious Transformations in the Early Modern Americas” un libro publicado por la Universidad de Pennsylvania que recoge ensayos de reconocidos catedráticos que -desde distintos lugares del mundo y distintas disciplinas- analizan cómo se fueron dando las transformaciones religiosas en el siglo XVII en algunas de las nacientes colonias americanas.

Carmen aporta con un punto de vista novedoso. Por una parte, cuestiona aquella idea de que existía un centro definitivo en Europa y una periferia en Hispanoamérica y propone la existencia de varios centros y varias periferias. Bajo esta visión Quito, no sería vista como una ciudad marginal.

“Quito se imagina a sí mismo –afirma Carmen- como un centro de autoridad política y espiritual en relación a la Amazonía. Esta a su vez, se convierte en ese espacio que permite o que contribuye a construir una identidad local. En muchos de los textos que se escriben en el siglo XVII se habla sobre Quito como esta ciudad civilizadora y conquistadora, casi como una Nueva Roma. Y, de hecho, en algunos textos se habla de Quito como la nueva Memphis, Quito la nueva Jerusalem, es decir hay una visión completamente diferente de esa ciudad en la periferia del Imperio Español que nosotros normalmente imaginamos”.

El movimiento cultural de La Ilustración estará en su apogeo en el siglo XVIII y utilizando la razón como herramienta, actuará en varios campos. Existe la idea de que antes de esto -en el siglo XVII- no se produjo mayor ciencia, una postura que también se desvirtúa en este trabajo.

“Mi argumento es que durante el siglo XVII sí se produce conocimiento científico y ahí nosotros tenemos que mirar al trabajo de las órdenes religiosas y al trabajo de los misioneros que empiezan a observar de manera muy objetiva y a utilizar algunas herramientas. Por todo eso, nosotros podríamos llamar a eso como el origen de la geografía moderna o de la antropología moderna justamente, cuando ellos están hablando sobre estas regiones desconocidas como es la Amazonía y los pueblos que viven en esas regiones”.

En este contexto Carmen rescata la figura de Cristóbal de Acuña, un misionero jesuita y cronista de Indias que, tras un viaje de casi 10 meses por la cuenca del Amazonas, levantó mapas y descripciones rigurosas de ese sitio. Acuña a diferencia de Gaspar de Carvajal -el cronista que acompañó a Francisco de Orellana- será mucho más objetivo en sus comentarios.

“En los escritos de Cristóbal de Acuña – a diferencia que en los de Gaspar de Carvajal- encontramos una mayor precisión cuando él describe a los pueblos que va encontrando. ‘Este pueblo vive en este lugar, este pueblo se viste de esta manera, sus adornos son de esta forma y sus costumbres son estas’. Más allá se encuentra con otro pueblo que en cambio se diferencia de los otros porque tal vez llevan el cabello largo, no están vestidos, sus costumbres son diferentes y así sucesivamente él va a ir tratando de diferenciar los diferentes pueblos que encuentra en el camino” explica Carmen.

Los cronistas que anteceden a Acuña están influenciados por los prejuicios sociales e incluso por la mitología clásica. Según Carmen, Acuña tiene una visión muy avanzada para la época.

“Una de las cosas que a él le llama la atención -afirma- es cómo reverencian a los huesos de los shamanes y él dice que allí realmente encuentra un diálogo o algo similar entre esa costumbre y la forma en la que los católicos reverencian los huesos de sus santos”.

En medio de una época de expediciones dificilísimas, de conquistas políticas y espirituales y de la imponencia de un río que parece mar, la iglesia de La Compañía funge un papel clave. Esta joya muestra del barroco quiteño cuya construcción demoró más de 160 años, será pieza fundamental en la conquista del Amazonas.

“Yo diría que La Compañía es origen y el lugar de retorno de la misión jesuita en la Amazonía. Los misioneros muchas veces vuelven hasta allí para curar sus cuerpos y para descansar después de ese extenuante trabajo misionero. Pero es también a La Compañía donde llegan los indígenas amazónicos convertidos. Allí se sella -por así decir- ese trabajo de conversión” asegura Carmen.

Y es que una descripción de 1680 cuenta cómo un grupo de 40 indios amazónicos llegan hasta Quito para dar testimonio de su fe católica. En un acto que concitó la atención de los quiteños, los indios desfilaron por varias iglesias, pero fue en La Compañía donde recibieron la confirmación en medio del agasajo de las principales autoridades de la ciudad. Una muestra más de que La Compañía es –como afirma Carmen Fernández-Salvador- un el punto de partida y retorno de la conquista amazónica.

El análisis de la decana de COCISOH aporta una perspectiva académica novedosa que nos ayuda a entender mejor nuestro pasado, y por ende nuestro presente.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/364#sigFreeId861e1b6564