Agua para la vida: Monitoreando el agua de Galápagos


Investigadores de la USFQ monitorean la calidad del agua de consumo en Galápagos.

Investigadores de la USFQ monitorean la calidad del agua de consumo en Galápagos.

Galápagos es un santuario de vida y también el hogar de 30 mil personas y el destino de 225 mil turistas que año a año la visitan.  Todos ellos consumen agua….pero ¿cómo está la calidad de esa agua? Eso es lo que se preguntó Valeria Ochoa, directora del Laboratorio de Ingeniería Ambiental de la USFQ.  Para hallar respuesta, decidió hacer un monitoreo de la calidad de agua en San Cristóbal, una de las pocas islas en el archipiélago que cuenta con fuentes naturales de agua dulce.

“Empezamos con el agua de las fuentes -comenta Valeria- estamos revisando dos; la fuente de Cerro Gato y la de La Toma que se encuentran en la montaña.  Adicionalmente estamos monitoreando lo que ingresa a  la planta de tratamiento de agua potable.  A lo largo del sistema de distribución estudiamos cómo está el agua al inicio, a la mitad del sistema y al final para entender cómo está la calidad”.

En San Cristóbal hay plantas de tratamiento destinadas al agua potable y también a limpiar las aguas residuales que son descargadas en el océano. El equipo de investigadores de la USFQ toma muestras en todos puntos de la línea de distribución para medir parámetros físico-químicos como temperatura, oxígeno, acidez, alcalinidad, conductividad, etc, pero también se investiga si hay microorganismos. En esta fase se trabaja  con científicos de la Universidad de Carolina del Norte.

“Hemos estado buscando en el agua diferentes microbios que son conocidos como indicadores de bacterias fecales.  Estas son bacterias como el ecoli que normalmente provienen de seres humanos y otros animales.  Y cuando las encontramos, entonces nosotros sabemos que hay algún tipo de contaminación en las fuentes de agua y que –por ende- el líquido no es apto para beberlo” comenta Jill Stewart microbióloga de UNC.

Saber cómo está el agua de consumo es importante porque así se pueden tomar medidas para cumplir con los parámetros que establece la Organización Mundial de la Salud.  Valeria Ochoa explica lo que se ha podido concluir de toda esta información.

“Vemos que a partir de que se instaló la planta de tratamiento de agua potable, ha mejorado significativamente la calidad de agua.  El agua en las fuentes tiene contaminación;  estamos encontrando coliformes totales y coliformes fecales.  No obstante ya para cuando el agua sale de la planta de tratamiento,  se reduce la contaminación de estos parámetros en un elevado porcentaje alrededor del 98 – 99%” comenta.

Además la USFQ ha establecido el primer laboratorio de análisis de agua en el archipiélago y busca es transferir todo este conocimiento a los pobladores locales.  Jared Moscoso es uno de ellos y está inmerso en el proyecto.
“Sí me parece importante –comenta Jared- porque aquí la gente se quejba frecuentemente de que hay parásitos en el agua. Creo que ya sabiendo esto se puede dar todos los resultados al Municipio, para que tome acciones”.

Dedicarse a ver cómo está la calidad del agua es una investigación útil al servicio de la salud pública.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/360#sigFreeId386ce75c35