Desarrollando el Hormigón más resistente del país


Un grupo de la Escuela de Ingeniería Civil desarrolló una novedosa fórmula para crear el hormigón más resistente a la presión y al embate del agua. Una innovación que llega justo a tiempo.

Un grupo de la Escuela de Ingeniería Civil desarrolló una novedosa fórmula para crear el hormigón más resistente a la presión y al embate del agua. Una innovación que llega justo a tiempo.

Es una receta relativamente sencilla: cemento, arena y pequeños trozos de piedra unidos con un poco de agua. El resultado: hormigón, una mezcla omnipresente en edificios, puentes y carreteras que soportan el peso de grandes camiones. La capacidad del hormigón para resistir la presión se mide en megapascales.  En los hormigones tradicionales que se usan para construir edificios la resistencia oscila entre 21 y 25 megapascales. En obras más grandes se utilizan concretos que llegan a los 38. Los científicos del Departamento de Ingeniería Civil de la USFQ quisieron ir más lejos, mucho más lejos.

"Tuvimos la oportunidad de desarrollar el hormigón que tiene la más alta resistencia en el Ecuador, nos explica Fabricio Yépez profesor de ingeniería civil de la universidad y líder la investigación. Hemos revisado todos los registros y lo hemos confirmado. Nuestro hormigón ha alcanzado valores de 135 megapascales incluso se ha llegado hasta los 138. Es decir es unas 4 o 5 veces más resistente de lo normal”

Y tan resistente que un cilindro de pocos centímetros de espesor hecho con este hormigón, podría soportar el peso de 256 automóviles apilados sin llegar a romperse.

La fórmula que desarrollaron tiene un elemento novedoso llamado microsílice: un fino polvo, residuo de la industria del silicón. Este elemento es aún más fino que el humo del tabaco y así llega a introducirse en todos los poros del hormigón para hacerlo más compacto. Con le agregado de otros químicos se genera una masa cristalina que da como resultado una alta resistencia.

Pero no sólo a la presión: este hormigón de alta resistencia puede soportar la abrasión, el desgaste que sufre los objetos por la acción del agua. Este hormigón no es para aplicar en construcciones comunes, sino en obras civiles de gran envergadura. Este material llega justamente cuando en el país se planifica la construcción de grandes proyectos hidroeléctricos que requieren de hormigones que, además de soportar la presión, resistan el embate del agua.

“Esta es una de las alternativas que nosotros presentamos a la comunidad que está construyendo las represas para proteger de mejor manera estas obras. Se ha visto en el pasado que pueden darse problemas muy severos cuando no hay la suficiente resistencia a la abrasión. Como todos saben el agua puede mover montañas y si no se toman las medidas adecuadas, se podría poner en riesgo la estabilidad de los proyectos hidroeléctricos” sostiene Yépez.

El Instituto Ecuatoriano del Concreto -que aglomera a todas las cementeras y hormigoneras del país- realizó un concurso de hormigones de alta resistencia para impulsar el conocimiento del hormigón en las universidades. La fórmula desarrollada por la USFQ fue reconocida dentro y fuera del país. Francisco Játiva fue uno de los estudiantes involucrados: “Nosotros participamos en el concurso de hormigones de alta resistencia hace cuatro semestres atrás. En esa época yo era todavía estudiante y tuvimos la suerte de poder ganar el concurso nacional y de ir a representar al Ecuador en un concurso internacional allá en Estados Unidos de Norteamérica en el 2013”

Y allí, entre varias decenas de participantes, los ingenieros de la USFQ obtuvieron el cuarto puesto. Esta experiencia fue muy valiosa para los estudiantes.

“Una vez que estuve enfocado en ver los hormigones y la nueva tecnología del cemento, me entusiasmé y empecé a seguir esa línea hasta hoy. Actualmente estoy enfocado en desarrollar hormigones impermeables. Esa experiencia me impulsó para hacer lo que ahora hago” comenta Játiva.

La USFQ innova e investiga. En sus instalaciones no sólo hay aulas, sino muchos laboratorios donde se experimenta día tras día. En este caso los ingenieros civiles desarrollaron un material ultra resistente que podría ser clave en las obras estratégicas del país.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/352#sigFreeId9448c43ab4