Transgrediendo los límites del arte y la tecnología


El arte ha sido siempre una expresión de la sociedad y la época en la que se vive. Hausmann, un proyecto de la USFQ, plantea nuevas expresiones artísticas fundidas con un elemento esencial de nuestro tiempo: la tecnología.

El arte ha sido siempre una expresión de la sociedad y la época en la que se vive. Hausmann, un proyecto de la USFQ, plantea nuevas expresiones artísticas fundidas con un elemento esencial de nuestro tiempo: la tecnología.

Creación, tecnología, investigación, arte–ciencia, nuevos medios y nuevas tecnologías. Hausmann es eso y mucho más. Marcelino García Sedano, Juan Pablo Viteri y Paz Tornero son parte del COCOA, el Colegio de Comunicación y Artes Contemporáneas de la USFQ y  están a cargo de este original proyecto.

Hausmann es una propuesta artística, científica y tecnológica que nace para plantear nuevas formas de expresión. En un mundo interconectado, en donde habitan seres cada vez más compenetrados con la informática, Hausmann es una nueva alternativa de producción artística apoyada en las nuevas tecnologías. El internet, la electrónica,  la animación digital, la robótica incluso la biotecnología se mezclan en Hausmann.  Hausmann, nos dice Marcelino,  tiene su base en la revolución digital.  En los tiempos que vivimos el desarrollo de lo digital pero sobre todo de la comunicación…es enorme y es ahí de donde partimos. Este es un espacio donde confluye no solo la tecnología sino el arte y por supuesto los discursos que salen de ahí son los discursos más actuales y con las herramientas más actuales”

El nombre hace honor a Raoul Hausmann un poeta austríaco dadaísta. El dadaísmo fue un movimiento cultural nacido hace un siglo que buscaba transgredir las convenciones establecidas en el arte. Mostraba cosas tan fuera de lo común que a menudo sólo eran una provocación, pero otras veces creaba expresiones nuevas que perduran hasta hoy.

Juan Pablo Viteri explica que la intención de Hausmann es siempre experimentar con nueva tecnología. En uno de sus creaciones utiliza una cámara llamada Kinetic para generar una imagen a partir del movimiento.  Esta es una técnica visual experimental que permite que figuras humanas en movimiento generen formas virtuales.  Mientras baila, una mujer se funde con una imagen monocromática proyectada en una pantalla que danza al ritmo que ella marca. Y hay mucho más. Hausmann es un proceso continuo de creación que se exhibe de manera periódica en la USFQ,  y que también ha salido a museos de la ciudad para ser compartido con la comunidad.

Es una propuesta alternativa, pero también un proceso académico que sigue una metodología rigurosa para su creación. “Dependiendo de si es un proyecto artístico-tecnológico o artístico-científico evidentemente hay una parte estética que se estudia, pero lo primero que se intenta desarrollar son las necesidades técnicas o científicas -que comúnmente no son del ámbito del artista- entonces hay que hacer una revisión de  la información, la búsqueda del experto y a partir de allí se va elaborando el sentido estético que se le quiere dar a la pieza” afirma Paz Tornero.

Estas propuestas sirven. Además de ser una oportunidad para experimentar, empujan los límites de lo que conocemos como arte y eso es vital: porque el cambio es parte de la esencia humana y si no se trangrede lo establecido todo seguiría igual.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/351#sigFreeId879a9dba7c