Tributo a los míos: Industria musical de la mano con la academia


“Tributo a los míos” es más que un disco. Es un trabajo académico del Colegio de Música de la USFQ que reinterpretó los temas y los produjo con los más altos estándares de calidad.

“Tributo a los míos” es más que un disco. Es un trabajo académico del Colegio de Música de la USFQ que reinterpretó los temas y los produjo con los más altos estándares de calidad.

Seguramente muchos recuerdan “Cómo camina” la canción de Cruks en Karnak o “Duro de Matar” de Ricardo Perotti. Estos y otros 14 temas forman parte del disco “Tributo a los míos” concebido por Fernando Pacheco para recoger y reinterpretar melodías ecuatorianas que fueron muy populares hace un par de décadas.

Una idea que, como nos cuenta Fernando, no fue fácil plasmar: “Fui de lugar en lugar y nadie quiso apoyar el proyecto hasta que por casualidad me encontré con Teresa Brauery a manera de conversación le conté que sentía que me estaba muriendo y mis autores conmigo. Teresa entonces me dijo que no quería verme así… que algo haría al respecto”

Teresa Brauer es la coordinadora del Departamento de Producción Musical y Sonido del Colegio de Música de la USFQ. Allí adoptaron la idea de Pacheco, se grabó el disco y se lo convirtió en un trabajo académico.

“Es un trabajo académico, dice Brauer, porque ha implicado un montón de cosas: primero una recolección de obras que han marcado la historia del rock y el pop del Ecuador, es haber tomado estas obras musicales, haber hecho nuevas ediciones, meterlas en la academia, y hacer nuevas versiones de esas canciones. Además este trabajo discográfico se grabó dentro de una universidad, con estudiantes universitarios”

Un trabajo mancomunado que resultó conveniente para los intérpretes originales porque dieron nueva vida a sus temas y los acercaron a las nuevas generaciones, y también para los estudiantes que aprendieron de la experiencia de grabar un disco con músicos de renombre, utilizar equipos de alta tecnología y, además, convivir con una celebridad de la industria discográfica a nivel mundial.

Es tan académico este proyecto que el momento en que nosotros decidimos quién iba a mezclar este disco quisimos que sea mezclado por alguien trascendente. Esa persona fue Sebastian Krys, el latinoamericano con mayor cantidad de Grammys. Él accedió a ser parte de este proyecto porque se trataba de un proyecto académico, y no sólo que mezcló el disco sino que vino a la universidad a pasar una semana con los estudiantes brindando charlas y compartiendo con ellos. Una experiencia única” enfatiza Brauer .

16 canciones, un disco y una industria que busca emerger con el respaldo de la academia.

“El que diga que la música es sólo para empíricos no es verdad, enfatiza Teresa Brauer.
 en la música tu puedes estudiar en la universidad, puedes sacar títulos universitarios, puedes sacar maestrías, PHD, por ende hay que comprender que la música es absolutamente académica, la música es una ciencia de la que tu puedes aprender”

Más allá de gustos, la música responde a procesos de calidad. Parámetros que pueden ser medidos objetivamente. El Colegio de Música de la USFQ forma músicos de calidad que luego podrán tener un amplio espectro de posibilidades. Porque no es sólo fama y  bambalinas: la industria musical requiere de productores, ingenieros de sonido, manejadores y profesionales que aporte desde diversas áreas. Mercado siempre va a haber, porque al fin y al cabo, ¿quién puede vivir sin música?

Imágenes