Pescar sin abusar


Un catedrático de la USFQ propone una nueva fijación de cuotas para las flotas atuneras. Una iniciativa que beneficiaría a especies y a pescadores.

Un catedrático de la USFQ propone una nueva fijación de cuotas para las flotas atuneras. Una iniciativa que beneficiaría a especies y a pescadores.

En los siete primeros meses de este año Ecuador exportó 800 millones de dólares en productos de pesca, la mayor parte, atún.   El sector atunero es importante para la economía nacional, pero es una riqueza que podría acabarse. ¿Se realizan las capturas bajo parámetros de sostenibilidad? Santiago Bucaram es profesor del Colegio de Administración para el Desarrollo de la USFQ y analiza cómo se maneja actualmente la pesca en el país: “las pesquerías en Ecuador, dice, se manejan bajo un régimen de pesca abierta ¿qué significa eso? significa que todos salen a pescar la mayor cantidad de producto posible en el menor tiempo posible, no hay un orden, no hay una estrategia sostenible”.

El océano no es una fuente inagotable de recursos.  Para frenar la sobreexplotación de las especies hay vedas: temporadas en las que la pesca está prohibida.  También se fija una cuota general: eso significa que durante un año hay un máximo de toneladas que las flotas pesqueras, en conjunto, pueden capturar.

Bucaram cree que estas acciones no aseguran la sostenibilidad ni de la actividad ni del recurso pesquero:  “Las vedas no impiden la sobreexplotación. Las autoridades pesqueras establecen una cuota pero eso tampoco permite controlar la carrera olímpica ¿por qué? Porque lo que se establece es que todos pueden pescar esta cantidad general de producto. Y en la práctica lo que sucede es que se vuelve un ‘agarra lo que puedas’. Cada uno de los pescadores se esfuerzan por coger el máximo de la cuota porque hay la idea de que si tú no lo coges, el otro sí lo hará.  Eso no permite reducir la carrera por pescar”.

Santiago Bucaram, quien tiene un doctorado en economía agrícola y de recursos naturales, ha venido realizando un estudio sobre los niveles de sostenibilidad del recurso versus a la rentabilidad de la actividad pesquera.  Como fruto de su trabajo ha planteado una innovadora  propuesta: el manejo de recursos pesqueros basado en derechos. Significa que a cada barco pesquero se le asigne una cuota en el monto general de la pesca anual.

“Si ellos tuvieran el derecho al recurso claro, sostiene, sabrían que no hay rivalidad y que nadie lo puede quitar lo que les corresponde por derecho.  Bajo esas circunstancias, ellos van a pescar de manera más libre y van a tratar de decidir mejor cuándo  ir a pescar y dónde ir a pescar. Bajo esa idea se sustenta el manejo basado en derechos y es algo que no se ha implementado en Ecuador”

La iniciativa de Bucaram también incluye al camarón pomada que se lo pesca en el mar.  Piensa que aunque el mejor negocio a corto plazo es pescar la mayor cantidad posible, a largo plazo no lo es, porque las especies terminarían colapsando y los pescadores se quedarían sin su fuente de ingresos.

Asegura que a nivel internacional el Ecuador es visto como un depredador del atún y que adoptar un sistema así lo beneficiaría  dentro de las negociaciones internacionales: “Ecuador, al dar este paso, primero mejoraría su imagen y segundo podría obtener ciertos beneficios en las mesas de negociaciones. El primer beneficio en el que se podría estar pensando es en  la eliminación de las vedas”.

Una investigación que ha terminado con una propuesta desde la academia que se espera las autoridades adopten y apliquen para tornar sustentable una actividad económica vital para el país.

Imágenes

View the embedded image gallery online at:
http://conexiones.usfq.edu.ec/index.php/328#sigFreeIdf7d098754e